MADRID (#RequiemMozart): Sir Neville Marriner o la humildad del alma

Enric Mtz-Castignani con Sir Neville Marriner

Enric Mtz-Castignani con Sir Neville Marriner

Los últimos han sido meses intensos, llenos de experiencias nuevas, enriquecedoras y muy reveladoras. En 3 meses he pasado por las batutas de Friedemann Layer (que fue asistente de Karajan y Kleiber) , Gabriele Ferro (director muy conocido en el mundo operístico) y por último Sir Neville Marriner (que no necesita presentación). Todos con una gran personalidad y la sabiduría de una vida dedicada al servicio de la música. Pero lo que más me ha impresionado es cuando te equivocabas en un ensayo y Friedemann te decía: “no se disculpe, estamos aquí para trabajar” o cuando ayer Sir Neville nos dijo: “…y gracias por la paciencia que habéis tenido conmigo ensayando“. En 1 palabra: ALUCINÉ. Qué lejos están en todos los sentidos de aquel director lleno de fustraciones que cuando había un desencaje en “La Boheme” te gritaba desde el podio “Solfeggio mio caro, solfeggio!

Cómo un señor con 89 años, que lo ha hecho todo en la vida musical, que ha dirigido a los más grandes con las orquestas más importantes conserva esa humildad del estudiante y ese respeto por la obra y toda la gente que está creando con él. Ser músico, famoso, conocido o Star System no tiene nada que ver con ser un despota, un engreido, un chulo o un desagradable. Qué queréis que os diga, es en estos detalles donde se demuestra los que están en esta profesión por que la aman y forma parte de su alma, o los que están por un sentido más aparente, por muy famoso que se sea. Marriner es famoso y también es humilde, y esto último es lo que le hace grande y lo hace poderoso. Una humildad sincera. No los discursos grandilocuentes y el querer siempre y en todo momento estar delante del objetivo de la cámara o ser el centro de atención. Marriner simplemente es, como el moje zen que se sienta y medita. Un trabajo hecho desde la artesanía, la convicción y el respeto. ¿Cuanta veces habrá dirigido el Requiem de Mozart y aún le queda esa ilusión y energía por la obra? Y con qué naturalidad reconoce que una de sus primeras grabaciones de este Requiem le parece un aburrimiento. Señores, me saco el sombrero y aprendo. No queda otra.

Amig@s y colegas, aprendamos de esta generación que ya nos quedan pocos, seamos humildes, amemos nuestro trabajo y no perdamos la pasión y la ilusión por ponernos delante de una partitura con el máximo respeto y sentir lo privilegiados que somos por ello y la oportunidad de desarrollo interno que nos ofrece nuestro trabajo. Cultivaos desde la humildad. En definitiva y como dijo hace poco Maris Janssons (otro grande): buscar siempre el alma de lo que estéis haciendo. Sólo así conseguiréis que el público que viene a ver y escuchar o la gente que interacciona con vosotros en todas las facetas de vuestra vida, sienta y se emocione con lo que le transmitís.

Gracias Sir Neville!

Más detalles sobre el concierto:

http://www.teatroauditorioescorial.es/1000534000102/requiem-re-menor-k-626__1.html

Un abrazo a tod@s!

Enric

¿Seguimos en contacto? Facebook / Twitter / Newsletter

Anuncios

Acerca de Enric

Barítono y Gestor Cultural/ El eslabón perdido entre el artista y el gestor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: