BARCELONA / Cultura y estado del bienestar

“Cuando se busca la cima de la montaña, no importan las piedras del camino”

Después del periodo vacacional pongo de nuevo en marcha una etapa nueva del blog. Han sido semanas de tranquilidad alguna y de actividad frenética otras. Las de tranquilidad ya las conocéis por la anterior entrada. En cuando a las de actividad frenética os iré presentando los resultados poco a poco. Este a va ser un año de renovación e impulso. Los tiempos así lo demandan y vamos a por ello.

Aprovechando mi estancia en Barcelona, me he dedicado tiempo a leer ciertas informaciones para saber el estado general de la cultura y su situación. Esto no es nuevo, mis últimas incursiones en la gestión cultural hacen que estar informado de como va todo y de las tendencias futuras sea básico para enfocar la carrera artística. Hay que estar en e mundo real y no en el de nuestro imaginario.

Os paso un editorial del Newsletter de Interarts, donde reflexionan sobre cultura y el estado del bienestar. Muy interesante. Que lo disfrutéis!

DESPUÉS DEL BIENESTAR

Decir septiembre, en el hemisferio Norte al menos, es evocar el inicio de un nuevo ciclo. Un nuevo curso, y este es ya el tercero, bajo las inclemencias de una crisis que en el fondo son muchas crisis -estructural y coyuntural, global y local, financiera y política a un tiempo- de la que apenas alcanzamos a saber sus consecuencias ni sus causas, ni intuimos demasiadas luces que nos indiquen si estamos cerca o no del final del túnel. Ello no obstante, sí sabemos que corremos poco riesgo de equivocarnos al pronosticar que en el paisaje del día después aquello que no va a haber (o si lo hay será sin duda con características totalmente distintas) es una de las presencias paradigmáticas del mundo occidental a lo largo del siglo XX: el Estado del Bienestar.

Prestar servicios a una ciudadanía que, sin dejar de serlo, adquiría progresivamente la condición de usuaria de tales servicios (e incluso de ”cliente” del Estado providente) ha sido el principal modus operandi y factor de legitimación de una forma de Estado que es preciso no olvidar que nace a lo largo del primer tercio del siglo XX como antídoto a una hipotética expansión de la revolución soviética, reformulando los principios básicos del Estado Moderno, decimonónico y burgués, y se expande considerablemente tras la Segunda Guerra Mundial, a distintas velocidades, no sólo entre los países europeos sino también en un entorno occidental más amplio en el que la riqueza insuficiente o las imperfecciones democráticas quizás lo convirtieran en algo improbable.

Un Estado del Bienestar que no hay que olvidar que también es cultural. La creación del Arts Council de Gran Bretaña en el año 1946 o el establecimiento del primer ministerio ”de asuntos culturales” en Francia en el año 1959 forman parte de esta trayectoria orientada a democratizar la cultura, considerada como un servicio público más, tanto como lo son su reflejo en forma de grandes centros culturales construídos en los años sesenta en ciudades latinoamericanas (Caracas, Ciudad de México, Buenos Aires) o la particular geopolítica de bloques que se establece en torno a la conferencia Mondiacult del año 1982, cuyo desenlace acaba siendo el abandono de UNESCO por parte de Estados Unidos, Gran Bretaña y Singapur.

Los actuales recortes del Bienestar no sólo son unos recortes de prestaciones y servicios, sino que comienzan a ser también recortes de derechos. Justamente dos esferas, la de los derechos culturales fundamentales y la de los servicios culturales básicos, todavía demasiado imprecisas en las políticas para la cultura, tanto desde el punto de vista de la creación como de la ciudadanía. No sabemos cómo va a ser el paisaje cultural de después del Bienestar. Pero nos preocupa que se acabe consolidando la paradoja de una cultura que adquiere progresiva centralidad como factor o recurso transversal asociado a los procesos económicos y de desarrollo mientras se precariza su posición como derecho fundamental y como servicio público.

Eduard Miralles, Presidente del Patronato de la Fundación Interarts

Más Información: Newsletter septiembre 2010


Anuncios

Acerca de Enric

Barítono y Gestor Cultural/ El eslabón perdido entre el artista y el gestor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: