LONDRES / Idilio con un volcan islandés

Pues si hijos, es lo que tiene esta profesión. La primera vez que aterricé en Londres porque había llegado a las eliminatorias del Wigmore Hall Competition, va y 2 aviones se estrellan contra las torres gemelas.
La segunda no os lo explico, y la tercera, que fue el 15 de abril, a un volcán en Islandia se le ocurre erupcionar y dejarme tirado en el aeropuerto de Girona camino de Londres. Vete corriendo de nuevo a Barcelona, Paris y Eurostar hasta Londres luchando contra las inclemencias del día, que habían aniquilado todos los billetes de ida y vuelta a Londres para los próximos 5 días. Teóricamente iba para 1 día y ala! quédate 5 días más porque no puedes volver ni a nado.
Con lo cual y ante la adversidad me dedique a visitar Londres e ir a algún espectáculo pensando que ya que estábamos íbamos a disfrutarlo. Por cierto, no dejeis de fijaros en los pocos apuntes que os daré del nivelazo cultural de la ciudad. A ver si vamos aprendiendo en nuestro país, que ahora ya no tenemos excusa. Las posibilidades están pero no se explotan…alguien tiene alguna sugerencia del porque?

Después de superar un poco el trauma, intenté ir el primer día a ver a Christoff Pregardien a la Wigmore Hall y de paso recordar viejos tiempos. Mis peleas en internet por conseguir billetes fueron tan intensas que no llegué a tiempo al recital. También vi que los conciertos de días posteriores algunos habían sido anulados por imposibilidad de que llegarán los artistas. Os recomiendo que echeis un vistazo a la programación de la sala de conciertos. Los que no la conozcais vais alucinar y os preguntareis porque ellos sí y nosotros no. De hecho la sala ha alcanzado tanto prestigio que actuar allí se ha convertido en un honor, cosa que económicamente sale bastante rentable a los programadores y me parece perfecto. Tanto artistas como programadores sacan sus réditos de la situación. Es lo que tiene el glamour y el pedigrí cultivado con cariño durante tantos años.

Por cierto, sabéis que en el camerino de la Wigmore, que es divino ya os lo digo desde ya, que he estado, le robaron las joyas a Victoria de los Ángeles una de las veces que actuó. Eso es lo que nos contaron cuando estuvimos cantando para la Lieder Competition. No os puedo ni contar la de fotos y recuerdos que hay en las paredes de ese camerino glamouroso, que si no recuerdo mal tiene una moqueta azul de los mas chic.

Aquí va el enlace de Wikipedia

Mañana más…

Anuncios

Acerca de Enric

Barítono y Gestor Cultural/ El eslabón perdido entre el artista y el gestor

  1. Vaig descobrir la Wigmore tot just aquest mes de març, en un concert d'Alexander Romanovsky, un pianista de lo más. Com m'agradaria veure-t'hi a tu, cantant allà! El lloc és del tot suggeridor… No està malament, l'experiència del volcà! Coi de cendres… Una abraçada ben forta, Enric!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: